Monday
December 11, 2017
Thursday, April 13, 2017

Bicicleta improductiva

La combinación del cierre exitoso del blanqueo fiscal en el último día de marzo y de las marchas espontáneas a favor del gobierno en el primer día de abril parece haber sido interpretada por el gobierno de Mauricio Macri como punto de inflexión luego de síntomas negativos en el comienzo del año. Así, el oficialismo se infundió de optimismo para el resto del 2017, pero tal vez termine preguntándose si al menos el primero de estos éxitos fue tan positivo. La combinación actual de las tasas de interés y el tipo de cambio generan condiciones casi óptimas para una “bicicleta” en el sector financiero, y el gran influjo de capitales por el blanqueo alimenta este mecanismo, por lo que el crecimiento real del 2017 — que parecía tan inevitable el año pasado aunque sea como recuperación luego de un 2016 recesivo — quizás sea reemplazado por una enorme burbuja especulativa.

Las tasas de interés, que han subido recientemente desde un 20 a un 26 por ciento (y van por más) — cuando la inflación oficial pronosticada para este año sigue por debajo de las tres cuartas partes de esta última cifra —, no pueden considerarse alentadoras para el crecimiento, al menos para el sector productivo. No obstante, desde un punto de vista estrictamente monetario, el gobierno no tiene mucha opción. Los fuertes aumentos en las tarifas de luz y gas a principios de este año (mejor ahora que justo antes de las elecciones legislativas de octubre, según cualquier estrategia electoral) han generado un aumento en el costo de vida luego de una ralentización en la segunda mitad del 2016. En consecuencia, las altas tasas de interés se vuelven necesarias para contrarrestar esta inflación (la verdadera enemiga del crecimiento, según la lógica económica del gobierno de Macri). Recortar menos subsidios no se considera una alternativa viable ya que la reducción del déficit fiscal también es vista como una medida vital contra la inflación. Sin embargo, un dólar más cercano a los 15 pesos que a los 16 (la consecuencia inevitable de financiar el déficit fiscal con préstamos del exterior en vez de realizar recortes importantes, con la expectativa de nuevos ingresos masivos de dólares verdes por el blanqueo y la cosecha) significa un enorme margen de ganancias en el pase de monedas, en especial ante la falta de controles cambiarios. Aquí también el gobierno tiene poco margen de acción ya que la eliminación de estos controles es la clave para ganar la confianza de los inversores extranjeros como aquellos que asistieron en grandes números al Foro Económico Mundial LatAm de la semana pasada.

Existe, por ende, un peligro muy real de que el nuevo influjo de dinero adopte la forma de capital golondrina que busque ganancias puramente financieras en lugar de representar una inversión más productiva que podría llevar a la creación de empleo (ni siquiera destinándose al sector inmobiliario que tan a menudo ha sido el refugio del efectivo excedente en la Argentina). Hacia fin de año, el gobierno de Macri tal vez se pregunte cómo pudo tanto dinero resultar en tan poco crecimiento.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5055 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia